¿Puedes sentirte encerrado en una sala de escape?

De igual manera que los adeptos a los escape room aumentan, también existen quienes los temen. Este temor suele aparecer en personas con claustrofobia o miedo a lugares cerrados. Sin embargo, hoy vamos a hablar de por qué no puedes sentirte encerrado en una sala de escape.

Los seguidores de los escape room no podrán creer que existan personas con este tipo de miedos. Sobre todo porque hasta se organizan ligas y torneos de salas de escape. Pero lo cierto es que los que tienen un grado de claustrofobia elevado pueden desarrollar este miedo por pensar que pueden sentirse encerrados en una sala de escape.

Por qué no te sientes encerrado en una sala de escape

Pero, de hecho, es recomendable que vayas a un escape room si tienes este problema. Puedes utilizarlo como terapia para enfrentarte al miedo. Por que no puedes sentirte encerrado en una sala de escape. Para empezar porque en todo momento debes tener en la cabeza que es un juego. No estás viviendo nada real, sino que es un juego con un decorado y una historia inventada.

Además, en lo peor, sabes que en el tiempo estipulado se termina y saldrás de la sala. Una vez finalice le tiempo que conceden para resolver el misterio, se abren las puertas y saldrás a tu vida normal.

Si hay algo que te debe tranquilizar, es que en cualquier momento que quieras puedes parar. es decir, ni si quiera tienes que acabar el juego. Si te sientes agobiado por algo, o no te encuentras cómodo, puedes decirlo en voz alta, y automáticamente podrás abandonar sin problema. esto es algo que al principio del juego te indican los organizadores. Ellos te están escuchando y observando en todo momento. Así que no puedes sentirte encerrado porque puedes salir cuando quieras.