Los mejores acompañantes para ir a una sala de escape

Muchas veces se plantea la duda de si es bueno o no ir a una sala de escape con familiares o amigos. Hay algunos de los mayores fans de los escape room que creen que es mejor ir con personas desconocidas para unir criterios. Otros, sin embargo, consideran que es mejor conocer bien a los compañeros con los que se hace para llegar mejor a las pistas.

Es una decisión que cada uno debe tomar, ya que la forma de ser de cada uno, cómo colaborar o la relación que tengas con las personas con las que vas a realizarlo varían. Y éstas son las que determinarán si es mejor con unos o con otros. Para que llegues a una conclusión sobre quiénes son los mejores acompañantes para ir a una sala de escape, vamos a explicarte las aptitudes que desarrollarás, y consejos a seguir para que valores tú lo que es mejor.

Cómo elegir acompañantes para una sala de escape

Para empezar, deberás trabajar en equipo. Por tanto, las personas con las que vayas deben ser colaborativas y tú debes estar abierto a sus opiniones y puntos de vista.

De igual manera, la intuición es una cualidad perfecta para los escape room. Un acompañante ideal para ir a uno es alguien intuitivo.

Hay que tener paciencia, pero a la vez estar activo. Es decir, saber gestionar el estrés y el tiempo, pero a la vez no dejar pasar ningún detalle. Los acompañantes para ir a una sala de escape perfectos en este sentido deben ser despiertos, pero serenos.

Comunicación. Fundamental entre los compañeros en una escape room. debes poder comunicarte a la perfección para que las pistas tengan sentid y podáis avanzar. El trabajo en equipo, como adelantábamos es básico, y comunicarte con tus compañeros la primera regla.

Tener un pensamiento lógico para saber deducir algunas pistas. Esta es otra de las aptitudes que tus compañeros (y tú) deben tener: la lógica. Rodéate de escapistas con esta habilidad desarrollada.