¿Escape Room en vivo o juego virtual?

Con el auge que están viviendo los Escape Room, cada vez existen más juegos virtuales de salas de escape. A pesar de que son un increíble complemento y método de entrenamiento para prepararte para un Escape Room real, los juegos virtuales no tienen tantas ventajas.

Como os hemos explicado en otras ocasiones, participar en un Escape Room tiene numerosos beneficios para adolescentes y  para más mayores, tanto psicológicos como físicos. Además, puede ser utilizado en situaciones muy diferentes. ¿Por qué son mejores los juegos de escape reales frente a los virtuales? Te lo contamos

Diferencias principales Escape Room y juego virtual

A pesar de que los juegos virtuales pueden ayudarte mucho a potenciar algunas habilidades importantes en un Escape Room, las diferencias entre ambos son sustanciales.

  • Uno de los aspectos más pobres de los juegos virtuales es la interacción. Cuando acudes a un Escape Room real, interaccionas con otras personas, con el entorno, las pistas, la sala… Todo circula por tu interior y todo es importante para el juego. Te sumergirás en la historia y vivirás sensaciones muy diferentes. En un juego virtual, todo esto desaparece, dejándote a ti solo con la pantalla del móvil o el ordenador. Aquí, sin duda, un Escape Room es mucho más divertido.
  • Los acertijos es otro de los puntos importantes a tener en cuenta. Por lo general, suelen ser más complicados y variados en el caso de un escape room real. La limitación física de los juegos virtuales hace que los acertijos sean más sencillos, por lo que es probable que te aburras antes.
  • La dificultad varía mucho, pero por lo general suele ser superior en un Escape Room. Tienes una hora para escapar. Debes tener tu atención al máximo y no cansarte. Requiere bastante concentración y trabajo en equipo. La interacción es clave para establecer el nivel de dificultad. En los juegos virtuales, normalmente, las pistas con más sencillas y el juego más fácil, ya que no se puede manipular absolutamente nada.
  • El tiempo es otra de las grandes diferencias. En el Escape Room tienes 60 minutos para conseguir vuestro objetivo y salir de la sala cuanto antes. Sin embargo, en los juegos virtuales, tienes todo el tiempo que desees. Esto hace que el juego sea menos entretenido.
  • Trabajo en equipo y adrenalina. Además de la increíble sensación de formar parte de un equipo y conseguir salir airosos de la habitación, debes tener en cuenta las sensaciones. Jugando a través de una pantalla no sentirás la misma sensación de adrenalina que haciéndolo en vivo. Todo está hecho para el disfrute y la experiencia.