Trucos para avanzar en una sala de escape room

Los Escape room son una alternativa perfecta para estos días fríos que vienen. Es una actividad muy divertida. Partiremos, normalmente, desde una sala en la que estamos aparentemente encerrados. Tenemos que escapar de ella en un tiempo determinado. Normalmente, entre 45 minutos y una hora y media. Dependerá de la historia y dificultad.

En el caso de nuestra sala de escape room en Madrid, se han producido seis asesinatos en seis semanas. No existe un patrón común en los crímenes y debemos encontrar el asesino. Debes ser capaz de resolver todas las pruebas. Lo malo es que encontrarás muchas pistas falsas y deberás ser capaz de diferenciar las buenas de las malas. Debes estar atento. Vamos a daros unos consejos para no confundir las pistas y que te vuelvas todo un experto en escapismo.

Consejos para resolver el misterio del Escape Room

Lo primero que debes saber es que los Escape room son juegos en los que debemos participar en grupo. No se trata de una competición sino de un juego cooperativo. Eso sí, debemos ser lo bastante rápidos para que no se pase el tiempo.

Antes de comenzar el juego, los organizadores darán unas pequeñas indicaciones. Debes estar muy atento porque, por lo general, son en estas indicaciones donde aparecen las primeras pistas. Presta atención a todo lo que te cuenten. Suele ser común que, con el devenir del juego, olvidemos detalles que nos cuentan en esta presentación. Craso error.

Cómo encontrar las pistas buenas en un juego de escape

Una vez hayas entrado en la habitación, tómate unos minutos para analizar todo el entorno y la situación. No es buena idea ponerse a buscar pistas como locos. Podemos elegir un lugar donde colocar todo aquello que vayamos encontrando. Poner en común todo, para no pasar por alto ningún punto. En este sentido, recalcar la importancia de que todos los participantes conozcan los avances. No será la primera vez que un participante está buscando una pista que ya ha encontrado otro miembro del grupo. ¡Comunicación! 🙂

La importancia del equipo en un escape room

Cada participante tiene unas habilidades importantes y todas son necesarias para resolver el misterio. Investiga quién es el más metódico, el más lógico, el más intuitivo… La puesta en común de todas las habilidades son la clave para conseguir un resultado óptimo.

Si optáis por repartir la habitación por zonas, y que cada participante se dedique a una, debes confiar plenamente en ellos. No entorpezcas ni dudes de su experiencia o sus capacidades. Lo mejor es que confíes para no tener que hacer todo el trabajo varias veces. No te obsesiones con una pista que no terminas de resolver. Si se te atraganta, puedes buscar otra pista y más tarde volver a esa o pedir ayuda a tus compañeros.

El aparente bloqueo es algo que ocurrirá en varias ocasiones. Para estos casos, lo mejor es intercambiar posiciones. Cada individuo es diferente. Se puede dar el caso de que yo perciba o me de cuenta de detalles que otros pasen desapercibidos. Y viceversa. Una mente fresca que se encuentra por primera vez en un escenario es capaz de dar nuevos enfoques a una determinada situaciones. Este nuevo punto de vista será con toda probabilidad una de las claves para dar con la solución.